viernes, 30 de marzo de 2012

El despertar a una nueva vida

    Un sonido se repite en mis oídos, susurrante, me acompaña en todos los momentos del día. A veces incluso dormida me despierta, avisándome que va a ser el nuevo compañero del camino. Otras veces se enmascara con un sonido agudo, un pitido ensordecedor, que sobrecoge mi alma. Entonces me despierto sobresaltada, quiero pensar que todo ha sido un mal sueño. Miro a mi alrededor, y estoy sola en la noche. No, no ha sido solo un sueño.....


   Vuelvo a la realidad, intentando controlar los latidos del corazón, que agitado y roto de dolor me hace interpretar los sonidos de mis sueños: la ventilación mecánica y las alarmas que dan vida a Salva.

   Pasados unos momentos de angustia, la serenidad me acompaña y me consuela. Han sido muchos cambios en pocos días. Una adaptación vertiginosa, no hay tiempo de suspiros, de penas ni lástimas, es tiempo de recomponer CRISTALES ROTOS.




   Y en ese proceso estamos, fuera ya de la UCI, la cruda realidad se desploma en nuestra vida, pero siempre acompañados de la fuerza y energía que nos transmiten los que nos tienen aprecio. Algunos, amigos y familiares, otros ni siquiera los conocemos, pero han estado ahí dándonos mensajes de superación. Hoy por hoy forman parte de mi vida dandome alas para volar.


    Pasados los momentos críticos de esta dura enfermedad, ahora estoy feliz. Cualquier pequeño progreso en el estado de Salva es motivo para sonreír. En la planta de ventilación mecánica está adaptandose a los cambios, empezando a hablar e incluso están probando que pase tiempo sin el respirador. A veces está pensativo, otras lloroso, pero intenta esbozar siempre una sonrisa cuando me mira.


    Es un ejemplo de valentía, de ganas de vivir. A mi me ha cambiado la vida, si, mucho, pero para crecer como persona y valorar esos pequeños momentos que a veces dejamos resvalar entre las manos.


    La experiencia personal de Salva la dejo para que la cuente él, a su manera, desde su dolor o alegría, desde su ilusión y ganas de vivir. Ya mismo, cuando esté menos cansado, podrá retomar su blog con su magic eye, que le permite mover el puntero del ordenador con la mirada.

    Ahora le toca trabajar mucho en su recuperación con vistas a volver pronto a casa, con las niñas, a retomar su rutina diaria. Si, una maravillosa rutina, que aunque no os lo creáis puede hacernos felices, si solo pensamos lo importante que es algo que la mayoría hacemos sin darnos cuenta y para otros es un gran tesoro: RESPIRAR

      Salvador ya respira, a mi lado, con fuerza, sin pausas, está en mis pensamientos, en mis sueños. Me encanta oír su nueva respiración.



                No echar de menos lo perdido.....valorar lo conseguido.


  

 

   

7 comentarios:

  1. Sin palabras...odio esta enfermedad,la odio y mas ultimamente...ojala cambie esto y nos den una cura o algo...pero en todas tus palabras tienes razon,y no valoramos muchas cosas que se nos paa por delante,por desgracia nos damos cuenta cuando vemos que lo perdemos..unos respirar,otros andar,otras poder mantenerse de pie como antes..en fin..animo y besos de mi parte a los 2,sois un ejemplo a seguir.

    ResponderEliminar
  2. Eso es Inma, adelante porque no cabe retroceder. Estoy deseando leer las primeras impresiónes de tu marido... Besos

    ResponderEliminar
  3. Hola mi nombre es Mariano,padezco esta enfermedad.Joer si que es mala pero se lleva con la mejor cara que puedo.Animo, pues necesitamos bastante.Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. "No echar de menos lo perdido.....valorar lo conseguido". Hola Imma me quedo con tu frase, ánimos en el día a día, Josep un elático más ABRAZOS !!

    ResponderEliminar
  5. Q bieeeen! Me alegro muchisimo por lo q acabo de leer.. Me parece q Salva es un autentico roble. Enhorabuena a los 2 por seguir respirando, ya queda menos para la vuelta a casa. Un abrazo enormE.

    ResponderEliminar
  6. ¡Animo amigos! Estamos con vosotros con nuestro cariño y admiración.
    Un abrazo muy muy fuerte.

    ResponderEliminar
  7. Que palabras más bonitas, eso es amor y fortaleza y valentía... Me alegro muchísimo de la recuperación de Salva, mucho ánimo a los dos. Muchos besos

    ResponderEliminar